17 may. 2009

El Liceu se reencuentra con 'Fidelio', la única ópera de Beethoven


No es una ópera feminista, pero sí una loa al coraje de una mujer que, concebida como personaje de ficción a finales del siglo XVIII, bien podría identificarse con mujeres que a lo largo de la historia y hasta nuestros días han tenido que sobrevivir a situaciones de opresión y se han rebelado contra ellas. Fidelio, que es Leonore disfrazada de hombre para liberar a su marido de la cárcel en la que está encerrado como prisionero político, es en esta ocasión una heroína que podría confundirse con una estrella deportiva de hoy.

Su historia, en cualquier caso, llega siempre con retraso a Barcelona. De entrada, desde que Beethoven la compuso hasta que se estrenó por primera vez en el Gran Teatre del Liceu tuvieron que pasar 106 años Pero hay más: el montaje que se verá a partir de mañana en Barcelona fue concebido hace nueve años por la Metropolitan Opera House de Nueva York.

Serán nueve las representaciones, con una duración de tres horas, en las que se alternarán dos repartos "magníficos". Karita Mattila (Leonore/ Fidelio), Anders Larsson (Don Fernando), Terje Stensvold (el tirano Don Pizarro) o Clifton Forbis (Florestán)..., la mayoría de ellos debutantes en un montaje operístico del Liceu.

Hace 25 años que Fidelio no se representa en el Liceu. Aquellos eran otros tiempos: no se programaban más de tres sesiones. El público ha cambiado mucho desde entonces, opina el director artístico, Joan Matabosch. Ahora ya se atreve con la ópera de Beethoven.

La versión que verá el público barcelonés hasta el día 2 de junio (aún quedan entradas) es una de las muchas que concibió Beethoven, a quien le costó dar la obra por terminada. En cualquier caso, Fidelio rescatará de nuevo a su marido de la cárcel, como viene haciendo en el Gran Teatre, de manera intermitente, desde 1921. "¡Nunca habrá bastantes voces reunidas para cantar a la mujer que salva a su esposo!", concluirá el coro.

No hay comentarios: