5 oct. 2009

La novela más compleja de García Márquez fue escrita en Barcelona

Desde hace muchos años, Barcelona ha servido de musa e inspiración para genios y artistas. El célebre escritor Gabriel García Márquez es uno de ellos.
García Márquez escribió en Barcelona 'El otoño del patriarca', su novela más compleja y la que el propio escritor ha reconocido que fue la que más trabajo le costó, tal y como relata la última biografía del Nobel de Literatura, elaborada por el ensayista inglés Gerald Martin tras 18 años de trabajo y unas 300 entrevistas. 'Gabriel García Márquez: Una vida' llegará a las librerías españolas el próximo viernes 9 de octubre.

El autor vivió entre 1967 y 1973 en Barcelona, alternando visitas y estancias en otros países, alquiló una casa en el barrio de Sarrià, y en ella se acomodó con su esposa Mercedes y sus dos hijos, en busca de la calma y el destierro desde su Caribe natal que le permitiera abordar con garantías otra novela tras el éxito mundial de sus 'Cien años de soledad'.

El autor de la biografía explica que 'El otoño del patriarca' fue para 'Gabo' la novela más compleja a la que se enfrentó, no tan solo por la riqueza y maestría con la que está escrita, sino también porque la escribió bajo la presión de reafirmar un éxito alcanzando y cuando ya era un personaje famoso. Por todo ello, no duda en señalar que la novela escrita en Barcelona es en realidad el 'eje central' de la obra del escritor que, en su proceso de soledad creativa, llegó a mostrar tintes autobiográficos en sus páginas.

'El otoño del patriarca' narra la historia de un soldado latinoamericano sin educación, de un país que no se identifica, que escala en el ejército hasta lograr imponer una tiranía durante dos siglos. La obra está construida a partir de los recuerdos del dictador y, más que en los últimos años de vida de Franco, está inspirada en las tiranías de la época en América Latina.

Su estancia en Barcelona, en las postrimerías del franquismo, le sirvió también para relacionarse con los intelectuales de una 'gauche divine' que se reunía en el Bocaccio de la calle Muntaner, entre los que destacó su editora Carmen Balcells, y sobre todo para conocer a numerosos escritores del conocido 'boom' literario latinoamericano que también acudieron a vivir en Barcelona, como Mario Vargas Llosa o José Donoso.

No hay comentarios: