27 abr. 2010

Consejos para que no te roben cuando haces turismo


Muchas veces, aunque visitemos ciudades seguras, los carteristas y demás ladrones se fijan mucho en los turistas pues saben que son una presa fácil. En Barcelona, últimamente se está hablando mucho acerca de este tema. Desde ICONO serveis culturals y con la intención de ayudar a los turistas que llegan a esta hermosa ciudad y de reducir estas pequeñas tragedias, te invitamos a leer y seguir estos consejos:

1- Al caminar por la calle y, más aún, en aglomeraciones, llevar la mochila o el bolso adelante. Jamás dejarlo atrás dado que la habilidad de los carteristas puede llegar a sorprender.

2- Jamás llevar la cartera en el bolsillo trasero del pantalón. Mejor hacerlo en la parte delantera o bien dentro de una riñonera, siempre bien cerca del cuerpo.

3- Evitar llevar la cámara de fotos colgada del cuello, eso es siempre una tentación y, al intentar arrancarla, la víctima puede llegar a terminar lastimada.

4- No mostrar tampoco gadgets tales como reproductores de música o vídeo, siempre tenerlos ocultos.

5- No contar dinero en público. Jamás sacarlo de la cartera en la calle.

6- Procurar no hablar por teléfono móvil en la calle. En caso de ser estrictamente necesario, procurar hacerlo contra una pared o dentro de algún lugar cerrado. Esto es así dado que los arrebatadores actúan muy rápido y siempre están atentos a un usuario desprevenido hablando o enviando mensajes de texto.
7- Intentar no llevar muchas joyas, evitar llamar la atención.

8- En caso de viajar en coche, colocar el bolso o la mochila en el suelo, nunca sobre las piernas o los asientos y, menos aún, cercano a las ventanas. Esto se debe a que muchas veces los ladrones meten sus brazos en las ventanillas abiertas o, directamente, rompen el cristal para hacerse con su botín.

9- Prestar atención a actitudes extrañas tales como empujones, personas que manchan o mojan la ropa del viajero u otras que preguntan si un anillo o mucha cantidad de dinero es suya. Todo ello podría llegar a ser un timo o una maniobra de distracción.

10- Siempre llevar una cantidad de dinero mínima para “complacer” al delincuente en caso de robo. En tanto, en caso de quedar presos de un ladrón siempre cumplir con lo que se pide, no mirarlos a los ojos y evitar movimientos bruscos que lo hagan creer que se le intenta atacar.

11- Y, como siempre, jamás descuidar las pertenencias porque siempre, en cualquier sitio, en cualquier momento, habrá alguien atento a hacerse con lo ajeno.


¡Pásalo a tus amigos o familiares viajeros y disfrutad de Barcelona!

No hay comentarios: